Música para Sofía: te quiero

y como te quiero, lo único que puedo hacer es compartir contigo, ahora, lo que no he vivido a tu lado.

Con dieciocho frecuentaba  El Bar El Puerto, que era la taberna que daba paso a la pensión, fonda más bien, Isabelita.

Su camarero, Jerónimo Arias "Cascales", me tuvo en brazos de pequeño, y yo ya luego, de mozo, o zangolotino según se mire, frecuentaba por mis propios pies.

La parroquia era diversa pues, según la hora, podías encontrarte desde borrachos del día anterior, que venáin a por la última antes de ir al sobre, hasta oficinistas de la calle mayor o los médicos del servicios de drogodependencias que había en la esquina en la calle san agustín.

Y los parroquianos de siempre. Alguna puta retirada, como rosario que me decía vive la vida y no te coprometas con ninguna, hasta Paco, El Piloto, inmortalizado en La Carta Esférica, pero que se ganaba la vida, lejos de la mirada romántica de arturo, dando paseos a los turistas por la bocana del puerto, con su barca atracada en el muelle bajo y que redondeaba sus ganancias haciendo obras de caridad, esto es poniendo en contacto a chicas necesitadas con cuarentones sobrados de billetes y faltos de atención. Vamos que Paco era una ONG andante.

Por aquel entonces, en un arrebato existencialista, me dejé la carrera de medicina que cursaba en valencia y me volví a cartagena, pues el Bar El Puerto estaba en cartagena, espera creo que aún lo puedes ver aunque ya no esté aberto. Pues no, mira tu por donde, es el único sitio de Cartagena en el que aun no está operativo el street view.😦

 Pues a lo que iba, volví a Cartagena y, mientras me pensaba lo que quería hacer, o ser, aún sigo pensándolo, me sacaba unos cuartos descargando camiones y pasaba las horas en El Bar El Puerto bebiendo láguenas y echando duros en la máquina de discos. Adjunto foto de la máquina de discos pues me consta que ahora hay gente que nunca ha visto una funcionando.

La máquina de discos de el Bar El Puerto, era una oda al eclecticismo y entre los singles que podías seleccionar estaba Bertín Osborne con su éxito abrazame (abrázame amor), Kenny Rogers the gambler e incluso Led Zeppelin con sus colinas lejanas o algo así :P 

Mis preferidas eran, a parte de la de Led Zeppelin, Corazón loco de Machín, Soy un pobre presidiario de Angelillo.

Y la K7 que era la que pedía Cascales y se la poníamos.  "El Beso" la que habia en la máquina era la vesión de Manolo Escobar.

Pero el vídeo que te pongo hoy, si bien es de Angleillo, es la canción "si yo fuera capitán", sobrte todo me gustaba por su final que dice … "si yo fuera capitán/mucho vino y mucho pan"

Y es que a la tripulación cuando confías en ella hay que darle bola.

 Angelillo fue un cantante de coplas y el más abierto defensor de la república. Murió en el exilio.

Pero nació en Vallecas.

Te quiero.

Vuelve, …………………………………………

Acerca de

http://intheautumnroad.wordpress.com/ http://soundcloud.com/eme-navarro

Tagged with:
Publicado en Diario, música para mi cabra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

In The Autumn Road: mi nuevo proyecto CC-by-sa
Archivos
A %d blogueros les gusta esto: