paciencia

No hace ni un mes del 15M y ya hay voces diciendo que está perdiendo fuelle y que las asambleas se están alejando del objetivo principal. Quienes dicen esto es que no han comprendido nada de lo que está pasando. La crisis y su gestión, que nos ha llevado a este punto, tiene una base espiritual, de valores o moral , como queráis llamarla. El 15M ha conseguido en españa algo que solo consiguieron 40 años de dictadura y ni siquiera entonces hubo un movimiento parecido a este. La gente ha perdido el miedo, elemento clave para poder someter a la población, y ha tomado conciencia ciudadana. Este es el gran éxito de los días que estamos viviendo y esto es lo que va ha hacer historia. No vemos mucho "movimiento" pero "eppure si muove".

Para poder cambiar este sistema hay que hacerlo en tres frentes: el exterior, el interior y el personal.

Desde el exterior porque hay que cambiar las bases que rigen la democracia actual: hay que seguir machacando pues con el consenso de mínimos y salir a la calle. En ese aspecto hay convocadas dos manifestaciones sumamente importantes: el 19 de junio y el 15 de octubre, esta última en todo el planeta. y aún así el gigante no caerá de la noche a la mañana.

El gigante caerá cuando también se le ataque por dentro, y para eso están las asambleas de barrio donde la gente expone sus problemas y ya están organizándose grupos de trabajo para resolverlos. Muchos de esos problemas tienen solución con el actual sistema, pero que hemos infrautilizado. No es lo mismo que una persona sola presente una denuncia, una queja o una reclamación, que, a través de una red horizontal de alerta de problemas, podamos presentar cien, quinientas o mil quejas por el mismo problema. Esto hace que la administración tenga que dar respuesta a esas quejas, colapsa el sistema y pone en evidencia la gestión política. Hasta ahora,en España, nos quejábamos en el bar o en la cola de la carnicería, pero no son esos los sitios donde la ciudadanía debe acudir a exigir que la ley se cumpla. Cuando comprendamos esto y trabajemos en esta línea, los pies del gigante empezarán a temblar.

Pero nada de esto es posible si no hay un cambio de mentalidad en las personas. Los "poderes" establecidos han conseguido individualizar a las personas para que seamos islas alejadas unas de las otras llenas de pesimismo y miedo. Alguien ha dicho, como crítica a la asamblea del sábado en Tetuán, que impedir los desahucios es como ayudar a una ancianita a cruzar la calle. Y ¡es que de eso se trata! de crear una conciencia colectiva, que frente al miedo que nos quieren inculcar, vean unidad y solidaridad, frente al pensamiento único dividido en dos bandos, vean una conciencia colectiva. Hace dos semanas había unos 500 campamentos en todo el mundo ahora hay 841.

Y este es el cambio más difícil, pero que ya se está experimentando. El 15M fue el primer paso para la construcción de Gaia, la conciencia colectiva del planeta y un planeta no nace en 15 días.

Si quieres cambiar el mundo empieza por cambiar tu primero.

Y entonces, el gigante caerá.😉

Acerca de

http://intheautumnroad.wordpress.com/ http://soundcloud.com/eme-navarro

Publicado en #spanishrevolution, Diario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

In The Autumn Road: mi nuevo proyecto CC-by-sa
Archivos
A %d blogueros les gusta esto: